QuoMarkets

¿Qué es la inflación?

En un contexto inflacionario, algunos activos financieros tienden a devaluarse. Pero, en general, el tiempo juega del lado de los ahorradores… 

 

 

La inflación realmente ha regresado. Según las últimas cifras publicadas por el INSEE, los precios al consumo aumentaron una media de 4,81 TP3T en un año en abril de 2022. Un récord desde 1980 plantea muchas preguntas a los inversores sobre las consecuencias de este fenómeno en los mercados financieros. Intentemos disipar sus preocupaciones. 

 

 

¿Cómo se define la inflación? 

La inflación es un aumento sostenido del precio de bienes y servicios. En Europa, la inflación se mide por el índice de precios al consumo (IPC). El cálculo de la inflación consiste en medir la variación de este índice. En concreto, el INSEE utiliza un determinado número de productos considerados representativos del consumo de los hogares para calcular el IPC. 

 

 

Gracias a las numerosas y periódicas encuestas realizadas por los peritos del INSEE, es posible calcular las variaciones de precios de estos diferentes artículos. Cabe señalar que algunos bienes y servicios no se tienen en cuenta por su uso o por la dificultad de observar los cambios de precios: la venta de vehículos usados entre particulares, la venta de muebles antiguos, obras de arte, alfombras antiguas, particulares servicios hospitalarios, actividades relacionadas con la joyería, etc. 

 

 

Las consecuencias de la inflación 

La inflación corresponde a una disminución del poder adquisitivo del dinero. Como el poder adquisitivo es el número de bienes y servicios que una determinada renta permite obtener, un aumento de los precios conducirá mecánicamente a una disminución de esta cantidad de bienes. Por ejemplo, podemos medir la evolución del poder adquisitivo de una suma de dinero (10.000€) entre dos fechas (d1 y d2). 

 

 

Durante este período, la inflación ha aumentado en 3%. En d2, con 10.000 € ya no se puede comprar la misma cantidad de bienes que en d1. Debido a que los precios han aumentado en 3%, el índice de precios ha aumentado de 100 a 103. El poder adquisitivo de 10.000 euros se ha convertido en: 10.000/103 x 100 = 9.708,70 euros. 

 

 

Desde un punto de vista más global, la inflación también puede tener aspectos positivos. Por ejemplo, un aumento regular y contenido del nivel general de precios aumentará los salarios. Este aumento puede ser un factor de crecimiento económico. Como resultado, se alentará a las empresas a anticiparse e invertir. Y los hogares tenderán a invertir su dinero. 

 

 

¿Cuáles son los impactos en sus ahorros? 

El riesgo de pérdida de capital es posible. La erosión del valor del dinero conducirá a una inversión cuyo rendimiento sea inferior a la tasa de inflación, sin producir nada o incluso una pérdida de dinero para su poseedor. Para contrarrestar este efecto, es necesario, por tanto, invertir el efectivo en activos más dinámicos, que a menudo son más riesgosos. En un contexto inflacionario, los ahorradores que se comporten de manera proactiva en este tema tendrán que plantearse la cuestión de la combinación de riesgos. 

 

 

A nivel global, los productos de ahorro que más sufrirán la inflación son los llamados productos de tipos de interés (libretas de ahorro reguladas, bonos y similares). El mercado de valores tiende a ser más resistente que estos productos de tipos de interés, ya que algunas empresas pueden aumentar sus precios para compensar la inflación de sus gastos. 

 

 

Manteniendo la calma 

En un contexto particular como el nuestro, es vital no reaccionar nunca con prisas y mantener centrados los objetivos patrimoniales. Y no olvides que el tiempo está de tu lado. Por lo tanto, se recomienda mantener sus inversiones a largo plazo para reducir el riesgo y suavizar las pérdidas. Nunca es buena idea cambiar el rumbo de sus inversiones “al oír el sonido de un arma”. 

 

 

Generalmente es demasiado tarde para desinvertir o hacer arbitraje cuando la crisis está aquí. Y, durante o después de acontecimientos importantes (por ejemplo, la guerra de Ucrania, un aumento de los precios de la energía y las materias primas, etc.), los mercados financieros pueden experimentar repuntes importantes. Al reaccionar, corre el riesgo de perderse estas recuperaciones. 

 

 

En general, gestionar sus activos financieros durante una crisis es un asunto delicado. A estas alturas es difícil anticipar lo que sucederá en los próximos meses. Sin embargo, opciones o soluciones de inversión específicas pueden permitirle mantenerse encaminado hacia sus objetivos financieros en este contexto incierto.

 

 

QuoMarkets proporciona y paga el contenido anterior y solo tiene fines informativos generales. No actúa como una inversión o asesoramiento profesional y no debe asumirse como tal. Antes de tomar medidas basadas en dicha información, le recomendamos que consulte con sus respectivos profesionales. No acreditamos a ningún tercero mencionado en el artículo. No asuma que los valores, sectores o mercados descritos en este artículo fueron o serán rentables. Las perspectivas económicas y de mercado están sujetas a cambios sin previo aviso y pueden estar desactualizadas cuando se presentan aquí. Rendimientos pasados no garantizan resultados futuros y puede existir la posibilidad de pérdida. Los resultados de rendimiento históricos o hipotéticos se publican solo con fines ilustrativos.

Cuota
QUOlogo_RGB_S

gracias por su visita
QuoMarkets.com

Confirmo que estoy interesado en visitar este sitio web sin solicitud previa y que no recibí ninguna actividad de marketing directo no permitida en mi país de residencia.

Su respuesta no se ajusta a visitar nuestro sitio web.